Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios. 
Manifestaciones dominicales del Espíritu Santo desde el Sagrado Corazón de Jesús  Yo soy el camino, la verdad y la vida Evangelios Católicos, homilías - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Inspiraciones del Espíritu Santo

Año A  -  Quinto Domingo de Pascua

Yo soy el camino, la verdad y la vida

Yo soy el camino, la verdad y la vida Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios - Inspiraciones del Espíritu Santo Juan 14:1-12

1 No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí.
2 En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar.
3 Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros.
4 Y adonde yo voy sabéis el camino.
5 Le dice Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?
6 Le dice Jesús: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí.
7 Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto.
8 Le dice Felipe: Señor, muéstranos al Padre y nos basta.
9 Le dice Jesús: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: "Muéstranos al Padre"?
10 ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre está en mí? Las palabras que os digo, no las digo por mi cuenta; el Padre que permanece en mí es el que realiza las obras.
11 Creedme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Al menos, creedlo por las obras.
12 En verdad, en verdad os digo: el que crea en mí, hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún, porque yo voy al Padre.

Inspiración del Espíritu Santo - Desde el Sagrado Corazón de Jesús.

Quinto Domingo de Pascua - Yo soy el camino, la verdad y la vida Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida.

Yo soy el Camino a su descanso eterno. Caminen en mis caminos de humildad, de obediencia, de desapego, de simplicidad y de amor.

Yo soy la Verdad, descúbranme en la luz de mi Palabra, búsquenme en las Sagradas Escrituras, encuéntrenme en los Evangelios, conózcanme, la Verdad, Yo les haré libres.

Yo soy la Vida. Yo soy el Pan y la Bebida de la vida. Yo soy Emmanuel, Dios con ustedes. Entiendan quien es el que ustedes están recibiendo en la Sagrada Eucaristía, disciérnanme y reconozcan su nadaísmo y mi grandeza.

Yo he venido a darles vida en plenitud. Yo les amo a todos.

Yo soy el Señor su Dios, su Amo, el Camino, la Verdad y la Vida. Yo he dicho que los verdaderos adoradores adorarán a Dios en espíritu y en verdad porque Dios es Espíritu.

Hijo mío, Yo soy el Camino al Padre porque mis enseñanzas son correctas y continúan siendo correctas en la Iglesia Católica.

Yo soy la Verdad, la única luz que debe brillar en tu vida, porque Yo soy tu salvación. Yo soy la Vida de la creación. Yo soy verdaderamente la vida del alma en mi Presencia Sacramental de la Sagrada Eucaristía.

Adórenme en Espíritu, porque mi Espíritu vive en ustedes y les motiva a adorarme. Yo soy el Amor y les llamo a que me amen porque de esta manera me adoran en verdad: amándome y amando al prójimo.

Adórenme en verdad reconociendo y adorando mi Presencia en ustedes, porque ustedes me han recibido: cuerpo, sangre, alma y divinidad en el Santo Sacramento de mi Alianza.

Ten cuidado hijo mío, hay muchas voces falsas esparciendo falsas doctrinas y poniendo en peligro la verdadera fe que Yo dejé en mi Iglesia.

Ten cuidado de los muchos cultos que te podrían sacar de la verdadera vida espiritual que Yo te he enseñado.

Adórame en Espíritu y en Verdad, llama mi Santo Nombre porque Yo soy tu salvación.

Jesús..

Autor: José de Jesus y María

Lista de Homilias - Evangelios Catolicos

Esta hermosa colección de evangelios está disponible en libro electrónico

El Trabajo de Dios - Indice > 
 www.theworkofgod.org/Spanish 

  

 Netscape users, Bookmark CTRL + D

Evangelios Católicos - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Homilías, Inspiraciones del Espíritu Santo