Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios. 
Manifestaciones dominicales del Espíritu Santo desde el Sagrado Corazón de Jesús  El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Evangelios Católicos, homilías - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Inspiraciones del Espíritu Santo

Año B  -  20° Domingo en tiempo ordinario

El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.

El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios - Inspiraciones del Espíritu Santo Juan 6:51-58

51 Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.
52 Discutían entre sí los judíos y decían: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?
53 Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.
54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.
55 Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.
56 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él.
57 Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí.
58 Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.

Inspiración del Espíritu Santo - Desde el Sagrado Corazón de Jesús.

20° Domingo en tiempo ordinario - El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Yo soy la comida celestial que ha bajado del cielo para alimentar el cuerpo espiritual o sea el alma. He venido al mundo a ofrecer mi carne como comida y mi sangre como bebida, un concepto que la mente humana asocia con el canibalismo. Esta nueva enseñanza creó confusión entre aquellos que me escucharon por primera vez dudando de mi santa palabra, por eso muchos de mis seguidores decidieron rechazarme.

Yo, la palabra de Dios, por obra del Espíritu Santo, me encarné y me hice hombre en las entrañas de la Virgen María; esto en si, es un gran milagro de Dios, luego me ofrecí como la comida del alma, que garantiza la resurrección y la vida eterna, el milagro más grande que yo hice y continúo haciendo. Después me sometí a la muerte en la cruz como sacrificio para el perdón de los pecados, cumpliendo de esta manera mi misión como Salvador de liberar a la raza humana.

Con toda potestad en la última cena, consagré mi cuerpo como comida y mi sangre como bebida, al instituir el Sacramento de agradecimiento por el perdón de los pecados - La Eucaristía. Afirmé con mi autoridad como Palabra de Dios, que Yo soy el pan de la vida, que este pan es mi cuerpo y que mi carne es verdadera comida; que el vino consagrado es mi sangre la cual es verdadera bebida, y que al hacer esto en memoria mía, al comer y beber de mí, ustedes están alimentando el alma para la vida eterna.

Lo dije varias veces, no porque mi palabra necesite ser repetida para cumplirse, sino porque ustedes son demasiado duros de corazón para entender y porque Yo quería que esto quedara totalmente claro, puesto que el banquete enviado desde el cielo para la salvación humana tuvo un precio muy grande que fue mi muerte en la cruz, con la cual completé mi misión redentora.

La comida física es necesaria para el sustento del cuerpo físico, Yo vine a enfatizar la existencia del alma y a proveer el alimento para su sustento. Dios creó el universo y lo sostiene con su amor a través del poder del Espíritu. Dios creó el hombre con un espíritu puro en el Paraíso, pero el pecado lo enturbió y causó la muerte, por esta razón Yo he venido a ofrecer la vida eterna, perdonando los pecados y ofreciéndome en comida para la vida del alma.

El que coma de mi cuerpo y beba de mi sangre vivirá para siempre. Yo le resucitaré en el último día y le participaré el gozo de mi Reino.

Autor: José de Jesus y María

Lista de Homilias - Evangelios Catolicos

Esta hermosa colección de evangelios está disponible en libro electrónico

El Trabajo de Dios - Indice > 
 www.theworkofgod.org/Spanish 

  

 Netscape users, Bookmark CTRL + D

Evangelios Católicos - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Homilías, Inspiraciones del Espíritu Santo