Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios. 
Manifestaciones dominicales del Espíritu Santo desde el Sagrado Corazón de Jesús  Yo soy la vid verdadera Evangelios Católicos, homilías - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Inspiraciones del Espíritu Santo

Año B  -  Quinto Domingo de Pascua

Yo soy la vid verdadera

Yo soy la vid verdadera Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios - Inspiraciones del Espíritu Santo Juan 15:1-8

1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador.
2 Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto.
3 Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado.
4 Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí.
5 Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada.
6 Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen, los echan al fuego y arden.
7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis.
8 La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos.

Inspiración del Espíritu Santo - Desde el Sagrado Corazón de Jesús.

Quinto Domingo de Pascua - Yo soy la vid verdadera Yo soy el árbol de la vida que Dios ha sembrado en el mundo, aquel que quiera ser parte mía eternamente, debe volverse parte de este árbol, convertirse en rama mía y tomar sabia de mí. Mi padre y yo tocamos el corazón de todos los seres humanos y les llamamos a venir, puesto que Yo soy el Camino la Verdad y la Vida y nadie puede venir a mi Padre sino a través de mí.

Mi padre ha preparado vida eterna para todos aquellos que me escuchan, por esto mis palabras son guía para los fieles pero también condenación para los desobedientes.

Aquellos que no escuchan, los que rechazan la voz del espíritu y quebrantan los mandamientos sin darle importancia al mandato divino, no producen ningún fruto, por esto mi Padre retira estas ramas y les permite secarse y morir sin ninguna esperanza de vida eterna.

Aquellos que me escuchan reciben regalos, y así como el viñador poda su viña para embellecerla, la vida esta llena de frustraciones y cruces que mi Padre envía para podar el alma del amor propio, del egoísmo, la vanidad y el orgullo. Estos sufrimientos producen sabiduría y perfeccionan el alma en la humildad.

Mis palabras son vida purificante para el alma que permanece en mi, y le permiten producir mucho fruto. Aquel que se integra en mi cuerpo se vuelve parte de mi y Yo parte de Él.

Mi Iglesia es mi cuerpo místico, en la cual Yo soy la cabeza y ustedes mis miembros, mi sangre es la Eucaristía que lleva vida a todas las células, mi palabra es la sabiduría que da la perfección, el que me escucha, escucha al espíritu, el que sigue mi palabra está caminando en mi camino.

Mi corazón late incesante enviando esperanza y vida a todos los que me escuchan, puesto que Yo soy el puente entre la humanidad y la divinidad. El que no está conmigo se separa y se pierde eternamente en la oscuridad, el que es humilde entiende que sin mi no es nada.

Aquel que permanece en mi, está en mi Presencia, yo lo convierto en mi discípulo para que aprenda mas de mí y en mi apóstol para que se vuelva mi instrumento, su oración es siempre escuchada.

La gloria de mi Padre es que todos los que están conmigo produzcan mucho fruto, para la prosperidad de su Reino aquí en la tierra y para su Gloria en toda la eternidad.

Autor: José de Jesus y María

Lista de Homilias - Evangelios Catolicos

Esta hermosa colección de evangelios está disponible en libro electrónico

El Trabajo de Dios - Indice > 
 www.theworkofgod.org/Spanish 

  

 Netscape users, Bookmark CTRL + D

Evangelios Católicos - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Homilías, Inspiraciones del Espíritu Santo