Un Acto de Comunión Espiritual

Jesús mío, yo creo que estas verdaderamente presente en el Santísimo Sacramento.
     Yo te amo por encima de todas las cosas, te deseo en mi alma. Puesto que no te puedo recibir ahora sacramentalmente, ven por lo menos espiritualmente a mi corazón.
     Como si ya hubieras venido, Yo te abrazo y me uno enteramente a ti, nunca permitas que me separe de Ti.

La Sagrada Eucaristía