.

MEDITACIONES DE LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL SANTO ROSARIO
Forma meditada para decir las Avemarías


LOS MISTERIOS DOLOROSOS
Agonía del Señor en el Jardín de Getsemaní
La flagelación
La coronación de espinas
Jesus carga la cruz
La agonía y muerte de nuestro Señor


MISTERIOS DOLOROSOS

MEDITACIONES DE LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL SANTO ROSARIO La agonía del Señor en Getsemaní

Arrepentimiento

Que se haga tu voluntad y no la mía
Padre Eterno, al ofrecerte este misterio, rezamos para que podamos sentir dolor por nuestros pecados, rezamos por la conversión del mundo entero. Enséñanos Señor a rezar y a aceptar siempre tu Divina Voluntad. "Que se haga tu voluntad y no la mía"

Dios te salve María, llena eres de Gracia; El Señor es contigo. En la Agonía del Señor en Getsemaní bendita tu Eres entre todas las mujeres y bendito es es fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios, madre mía, ruega por nosotros los pecadores para que nos convirtamos, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Reza la agonía en Getesemaní


MEDITACIONES DE LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL SANTO ROSARIO La Flagelación

Vencer la carne

En su carne ha pagado por nuestros pecados
Padre Eterno, al ofrecerte este misterio, rezamos para que nos concedas las gracias de la pureza y castidad de acuerdo a nuestro estado de vida. Rezamos para que nos perdones los pecados cometidos en nuestros cuerpos que son tu templo, y te pedimos que nos perdones y perdones toda la humanidad.

Dios te salve María, llena eres de Gracia; El Señor es contigo. En la Flagelación bendita tu Eres entre todas las mujeres y bendito es es fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios, madre mía, ruega por nosotros los pecadores para que venzamos la carne, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Reza la flagelación


MEDITACIONES DE LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL SANTO ROSARIO Coronación de espinas

Vencer el mundo

Coronado con espinas por causa de nuestro materialismo y orgullo.
Padre Eterno, al ofrecerte este misterio, rezamos para que nos ayudes a vencer el materialismo de nuestras vidas. Nos hemos aferrado a tantas cosas visuales y temporales que hemos menospreciado tu llamado. Concédenos aferrarnos solamente a tu Sacratísimo Corazón.

Dios te salve María, llena eres de Gracia; El Señor es contigo. En la Coronación de espinas bendita tu Eres entre todas las mujeres y bendito es es fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios, madre mía, ruega por nosotros los pecadores para que venzamos el mundo, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Reza la coronación de espinas



MEDITACIONES DE LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL SANTO ROSARIO Jesús carga la cruz

Vencer el demonio

Bendita sea tu voluntad Señor, dame fortaleza para soportar mis penas.
Padre Eterno, al ofrecerte este misterio, rezamos para que aprendamos a aceptar tu Santa Voluntad y para cargar tu cruz diariamente. Rezamos para que nos des la Virgen María como nuestro Cirineo para que nos ayude a llevar la cruz al Calvario.

Dios te salve María, llena eres de Gracia; El Señor es contigo. En la cargada de la cruz bendita tu Eres entre todas las mujeres y bendito es es fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios, madre mía, ruega por nosotros los pecadores para vencer a Satanás haciendo la voluntad de Dios, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Reza la cargada de la cruz


MEDITACIONES DE LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL SANTO ROSARIO Crucifixión

Permanecer crucificado en imitación del Señor

Padre perdónanos porque no sabemos lo que hacemos al pecar
Padre Eterno, al ofrecerte este misterio, venimos al Calvario con nuestras cruces, las cuales tu nos has dado en los sufrimientos, pruebas, malentendidos, limitaciones y enfermedad. Rezamos para que tu aceptes nuestro ofrecimiento, mientras crucificamos nuestra voluntad, nuestras pasiones, y las tentaciones del mundo, el demonio y la carne. Unenos O Señor Jesucristo a tu Preciocísima Sangre, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.

Dios te salve María, llena eres de Gracia; El Señor es contigo. En la Crucifixión bendita tu Eres entre todas las mujeres y bendito es es fruto de tu vientre Jesús.

Santa María Madre de Dios, madre mía, ruega por nosotros los pecadores para que nos salvemos, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.

Reza la crucifixión



Usuarios de Netscape,  Favoritos,  Bookmark CTRL + D

El Trabajo de Dios - Santo Rosario
www.theworkofgod.org/Spanish


MEDITACIONES DE LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL SANTO ROSARIO