Debemos de entender que las medallas, los escapularios, el agua bendita y cualquier otro tipo de sacramentales no son amuletos para nuestra protección.

Ellos son objetos consagrados que en realidad ayudan cuando el que les usa tiene fe y trata de vivir una vida de virtud.

regresa


El escapulario verde

Cuando hay alguien en la familia o algún amigo quien se encuentra lejos de la fe y nosotros queremos hacer algo al respecto, nuestra bienaventurada Madre Santísima nos dió una forma de convertirles cuando ella se le apareció a la Hermana Justina Bisqueyburu en 1840, llevando "la vestidura de la conversión - El escapulario verde."

Ella dijo, " Esta insignia santa de mi Inmaculado Corazón ha de ser un gran medio para la conversión de almas..." Por un periodo de mas de seis años, La Virgen se le apareció a la Hermana Justina y le respondió muchas preguntas con relación al escapulario y a su uso.

La Virgen María dijo que el Escapulario Verde no necesita ninguna bendición especial, y no necesita inscripción como el Escapulario Café. Puede ser bendecido por cualquier Sacerdote. Si la persona que nosotros queremos que se beneficie de este escapulario no conviene en llevarlo consigo, este se puede colocar en cualquier sitio de su habitación.

Cada día uno debería de decir la oración, "INMACULADO CORAZON DE MARIA, RUEGA POR NOSOTROS AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE"
Si la persona por quien se tiene intención en el escapulario no va a decir la oración, entonces aquel que lo regala debe de decirla en su lugar, todos los días.
La Virgen María dijo, "Las gracias mas grandes se obtienen por el uso del escapulario, pero estas gracias vienen en proporción directa con el grado de confianza que el usuario tenga en mi."

Santa Brigida tenía tal confianza en la Virgen María. Por esto la Virgen le reveló " no hay pecador en el mundo, que aunque se encuentre en enemistad con Dios, no pueda regresar a Dios y recuperar su Gracia si el o ella tiene recurso a mi y pide mi asistencia."

El Escapulario café - Escapulario de la Virgen del Carmen


La vestidura celestial de la Virgen María

La Virgen María se le apareció a St. Simón Stock y le prometio,

"AQUEL QUE MUERA  USANDO ESTE ESCAPULARIO NO SUFRIRA FUEGO ETERNO. ESTE SERA UN SIGNO DE PAZ Y DE SEGURIDAD EN TIEMPOS DE PELIGRO."


Usar el escapulario café es confiar en Nuestra Madre Celestial quien tiene gran poder de intercesión ante su Hijo.
Como inscribirse.

Nuestra Señora dió esta promesa de salvación a todos los que están en la
confraternidad del escapulario de la Virgen del Carmen. Uno tiene que inscribirse para obtener esta promesa.

Un sacerdote es la persona que inscribe los miembros a la confraternidad del
Escapulario.


Aprobación de la Iglesia.
El Papa Pablo VI dijo en 1965: " Siempre mantengan en gran estimación las prácticas y ejercicios de la devoción a la Santísima Virgen María que han sido recomendadas a través de los siglos por el magisterio de la Iglesia. Y entre ellas nosotros juzgamos bien en recordar especialmente el Rosario Mariano y el uso religioso del Escapulario de la Virgen del Carmen.

Siempre recen para que ustedes permanezcan fijos en su amor por Jesús. Recuerden que en la crucifixión todos los apóstoles, con la excepción de Juan, abandonaron a Jesús. Pero Juan permaneció cerca de la cruz con María.

San Alfonso dice: "Tal como los hombres se enorgullecen de llevar uniformes que los distinguen de otros, así también la Santísima Virgen María se complace cuando sus servidores usan su escapulario como una marca de que ellos se han dedicado a su servicio y son miembros de la Familia de la Madre de Dios. "

El privilegio sabatino.

La Bendita Virgen del Monte Carmelo prometio salvar a aquellos que usen el
escapulario de los fuegos del infierno; Ella también acortara su estadía en el Purgatorio si ellos pasarán de este mundo todavía teniendo deuda temporal de castigo.

Esta promesa se encuentra en un documento del Papa Juan XXII. La Santísima Virgen María se le apareció a el y le hablo de aquellos que usan el Escapulario Café y le dijo: " Yo, la Madre de la Gracia, descenderé en el Sábado después de sus muertes y cualquiera que yo encuentre en el Purgatorio, lo liberaré, para poderle llevar a la montaña santa de la vida eterna."

La Santísima Virgen asigno ciertas condiciones que deben de cumplirse:

  1. Usar el escapulario café continuamente.

  2. Observar la castidad de acuerdo al estado de vida. (casado/soltero)

  3. Recitar diariamente el "Pequeño oficio del la Virgen María." Esta devoción puede ser substituida por cualquiera de las siguientes:

 


Nota: No han ningún substituto para las dos primeras condiciones: el usar el
escapulario y observar la castidad. El Papa Benedicto XV, pontífice de la primera guerra mundial concedió 500 días de indulgencia por besar devotamente el escapulario.
Indulgencia es la remisión en parte o en total del castigo temporal debido por causa de nuestros pecados. (remisión de tiempo que se ha de pasar en el Purgatorio.)

La medalla milagrosa
La medalla milagrosa resultó de una aparición de la Virgen María en Noviembre 27 de 1830. Vino a través de una humilde novicia, la Hermana Caterine Labouré, en el curso de una visión en la cual La Santísima Virgen María se le apareció y le pidió que hiciera esta medalla. En el frente de la medalla debía de haber una imagen de ella tal como se le apareció a la
Hermana en ese día. En la parte de atrás debería de llevar entre otras cosas un dibujo de los dos corazones, el Sagrado Corazón con una corona de espinas a su alrededor y el Corazón de María traspasado por una
espada.

Esta es una descripción de lo que sucedió en la visión, según las palabras
de la Hermana Caterine:


"Sus pies reposaban como en una ...media bola. También había una serpiente verdosa con manchas amarillas. Sus manos, .. en un gesto de ofrecimiento a Dios, sostenían una bola de oro sobrepuesta por una pequeña cruz de oro que representaba el mundo."

Ella dijo: " Hazme construir una medalla de acuerdo a este modelo. Todos
lo que la usen recibirán gracias, si ellos la llevan al rededor del cuello."

Agua bendita
El agua bendita se usa en nuestro bautismo y tiene grandes poderes para desterrar los demonios. El Señor dijo " vengan a la fuente todos ustedes quienes tengan sed," y cuando su corazón fue traspasado por la lanza de el salió sangre y agua.

El agua se usa para lavar y para purificar, cuando es agua bendita trabaja lo mismo pero de una manera espiritual.

El agua bendita es un sacramental que remite el pecado venial. Por causa
de la bendición que lleva, la Santa Madre Iglesia recomienda que sus hijos
la usen especialmente cuando hay peligros amenazantes, tales como el
fuego, las tormentas, enfermedad, discordia y otras calamidades. Cada
casa católica debería de mantener agua bendita. Si nosotros nos pudiéramos dar cuenta ahora como lo vamos a hacer después de la muerte de los muchos beneficios que se obtienen con el agua bendita, nosotros la usaríamos mas frecuentemente, y con mas fe y reverencia.

El agua bendita adquiere su gran poder y eficacia de las oraciones de la
Iglesia. Estas son algunas de las peticiones que el Sacerdote hace cuando
bendice el agua:" O Dios.. concede que esta criatura tuya (el agua) pueda
ser acompañada con la divina gracia de alejar los demonios y de erradicar
enfermedades, para que cualquier cosa en las casas o posesiones de los
fieles pueda ser rociada por esta agua, para que la salud que ellos buscan
llamando en tu nombre santo pueda ser preservada de todo asalto."

El demonio odia el agua bendita por causa de su poder sobre el. El no
puede quedarse en un lugar o cerca de una persona que se rocíe con agua
bendita.

El agua bendita, rociada con fe y piedad, puede mover el Sagrado Corazón
de Jesús a que bendiga seres queridos, presentes o ausentes, y para
protegerles de todo daño de cuerpo y alma. Cuando la preocupación y el
miedo toman posesión de uno, démonos el beneficio de la oración de la
Iglesia.

Solamente en el Purgatorio puede uno tal vez entender que tan
ardientemente una pobre alma desea el agua bendita. Si deseamos tener
muchos intercesores para nosotros, nunca les olvidemos cuando estemos
en la fuente de agua bendita. Las benditas almas mas cerca del cielo
pueden necesitar tan solo que se les rocíe con una gota para ser liberadas.

Medalla de San Benito

Se sabe de que esta medalla al recibir la bendición de los sacerdotes, puede desterrar los poderes del demonio tal como en tormentas, venenos, pestilencia, legiones de demonios, etc.

Cuando usamos esta medalla pedimos la intercesión de San Benito. Ha sido la costumbre de colocar esta medalla o la medalla milagrosa al rededor de la casa para rodearla con protección celestial.


Debemos de entender que las medallas, los escapularios, el agua bendita y cualquier otro tipo de sacramentales no son amuletos para nuestra protección.

Ellos son objetos consagrados que en realidad ayudan cuando el que les usa tiene fe y trata de vivir una vida de virtud.

El Catecismo, acerca de los Sacramentales:

Piedad popular

1674 Ademas de la liturgia y de los sacramentales, la catequesis también
tiene que tener en cuenta las formas de piedad y de devociones populares
entre los fieles. El sentido religioso de la gente cristiana siempre ha
encontrado expresión en varias formas de piedad rodeando la vida
sacramental de la Iglesia, tales como la veneración de reliquias, visitas a
los santuarios, peregrinaciones, procesiones, las estaciones de la cruz,
danzas religiosas, el rosario, medallas, (178) etc.

      

http://www.theworkofgod.org/Spanish/