El Trabajo de Dios . Apostolado Católico El Trabajo de Dios
Medita las oraciones mas importantes
                                                           >>>

Oraciones de la Misericordia Divina

Coronilla meditada     |    Intenciones diarias M. D.

Coronilla meditada - Misericordia Divina 

 
El Padre Nuestro, Ave María y El Credo
Rezar cinco veces:
Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, 
el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, 
Nuestro Señor Jesucristo, 
para el perdón de nuestros pecados 
y los del mundo entero. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las
penas del Inmaculado Corazón de María:

En la agonía en el huerto, 
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En la flagelación sangrienta,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En la coronación de espinas,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En su Juicio,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En la cargada de  la cruz sobre su hombro herido,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En su encuentro con la Virgen María,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En su encuentro con Cirineo, Verónica y las mujeres santas,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En sus caídas, 
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En el despojo de sus vestiduras,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En la crucifixión,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En su dolorosa agonía y muerte,
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En el traspaso de su Sacratísimo corazón, 
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
En las penas del Inmaculado Corazón de María por 
la pasión y muerte del Señor, cuando recibió el cuerpo 
de Jesús en sus brazos, cuando le colocó en la tumba 
y por su espera hasta la Resurrección, 
               Ten piedad de nosotros y del mundo entero.
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, 
ten piedad de nosotros y del mundo entero.     [Tres veces al final]

Intenciones Diarias, Misericordia Divina

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los pecadores, todas las generaciones pasadas, presentes y futuras.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los sacerdotes y religiosos, especialmente aquellos que fallan en su sublime vocación.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todas las almas fieles y devotas.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los paganos y de aquellos que no te conocen. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los heréticos y cismáticos, aquellos que rechazan la religión Católica.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de las almas mansas y humildes, especialmente de los pequeñitos.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos aquellos que honran y veneran tu Misericordia. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de las pobres almas del Purgatorio. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de las almas tibias. 

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los que honran y veneran a la Virgen María.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las
penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos lo que honran a Jesús en el Santísimo Sacramento. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las
penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los que veneran las enseñanzas de la Iglesia Católica y del Santo Padre. 

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los que están agonizando en este momento, concédeles el arrepentimiento y que vuelvan a Ti.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las
penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los que están pecando en este momento, y de todos cuando pecamos. Padre perdónanos, porque no sabemos lo que hacemos. 

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las
penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos aquellos que estas rezando por alguna petición especial, aquellos que esperan de tu bondad, los que están sufriendo una cruz pesada, muéstranos Tu Misericordia Padre generoso, ten Misericordia de nosotros.

Por los méritos de su dolorosa pasión y de las
penas del Inmaculado Corazón de María ten piedad de todos los muertos, Tu solamente tienes el poder para levantarnos a la vida. 

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, 
ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, 
ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, 
ten piedad de nosotros y del mundo entero.

La señal de la cruz     |    El Credo
El Padre Nuestro      |     El ave María   |     El Gloria


 

José de Jesús y María
Apostolado del Trabajo de Dios

Quieres rezar mas oraciones? >>>

Page up

http://www.theworkofgod.org/Spanish/