Meditaciones Eucarísticas  -  Domingo 10/08/2014     lista

Jesús camina sobre las aguas

   
Jesús camina sobre las aguas - Meditaciones Eucaristicas

Mateo 14:22 Inmediatamente obligó a los discípulos a subir a la barca y a ir por delante de él a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. 23 Después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar; al atardecer estaba solo allí. 24 La barca se hallaba ya distante de la tierra muchos estadios, zarandeada por las olas, pues el viento era contrario. 25 Y a la cuarta vigilia de la noche vino él hacia ellos, caminando sobre el mar. 26 Los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron y decían: «Es un fantasma», y de miedo se pusieron a gritar. 27 Pero al instante les habló Jesús diciendo: «¡Animo!, que soy yo; no temáis.» 28Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir donde ti sobre las aguas.» 29«¡Ven!», le dijo. Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas, yendo hacia Jesús. 30 Pero, viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!» 31 Al punto Jesús, tendiendo la mano, le agarró y le dice: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?» 32Subieron a la barca y amainó el viento. 33 Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: «Verdaderamente eres Hijo de Dios.»

Después del milagro de la multiplicación de los panes y los peces, Jesús envió sus discípulos adelante para que fueran a la otra orilla del lago. El se quedó para despedirse de la gente y luego subió al monte a solas para orar, era casi de noche y estaba solo allí. Jesús nos enseña que antes y después de cualquier buena obra debemos de recogernos en oración, no debemos hacer nada sin el consejo, el permiso y la bendición divina. Jesús no buscaba honores de la gente, pues hacía el bien y luego se retiraba a la soledad.
El Señor nos enseña a no buscar crédito por nuestras acciones pues deben ser hechas por amor a Dios solamente, debemos encontrar la soledad para poder alejarnos del bullicio y así entrar en la presencia de Dios, pues los sentidos deben ser aquietados y silenciados para que nuestra oración sea un intimo diálogo con el Altísimo, donde no solo hablamos y le pedimos tantas cosas sino que le damos la oportunidad de que nos hable y con mucho interés le escuchamos.

Mientras tanto la barca se zarandeaba con el movimiento brusco de las olas, pues el viento era contrario. Jesús fue a unirse con ellos y lo vieron cerca de la barca caminando sobre el mar. El hecho de caminar sobre el agua, siendo un fenómeno sobrenatural turbó tanto a los apóstoles que pensaron que era un fantasma y se pusieron a gritar de miedo. Este miedo nos confronta cuando nos acercamos a Dios y nos parece mentira que esté tan cerca. Cuantas veces dudamos de las manifestaciones divinas, pues es tan fácil buscar explicaciones lógicasy no darle crédito a la mano de Dios en acción. Jesús compadecido de sus temores les dijo: "No tengan miedo, ánimo que soy Yo." Pedro aún con duda le respondió, Señor si eres tu entonces mándame a ir donde ti sobre las aguas. Jesús le respondió, "ven". Pedro se bajo de la barca y empezó a caminar sobre las aguas, pero viendo la violencia del viento sintió miedo y empezó a hundirse.
La experiencia del espíritu es una experiencia con lo desconocido, Pablo por ejemplo tuvo esa sensación de estar en los altos cielos y no sabía si estaba en el cuerpo o en el alma, pues las cosas no parecian reales y a la vez lo eran. Igualmente Pedro y todos nosotros experimentamos el espíritu en algunas ocasiones y no quedamos claros totalmente, pues Dios es inescrutable en sus obras y nosotros todavía estamos en la materia, la experiencia con el Espíritu nunca es totalmente clara, esa es nuestra debilidad pero Dios se manifiesta de esa manera.
En medio de la confusión Pedro le gritó: Señor sálvame. Jesús extendió su mano y le agarró, le dijo: "Hombre de poca fe, porque dudaste? "
Igualmente el Señor empieza a obrar en nuestras vidas y nosotros nos oponemos a la acción del espíritu por falta de fe, el Señor por eso quiere que confiemos totalmente en su Divina Providencia para que sometidos a su Divina Voluntad nosotros podamos experimentar el encuentro tan hermoso con el Señor.
Ocurre con frecuencia que el Señor nos habla en el corazón, pero la duda nos hace pensar que somos nosotros los que estamos pensando y así le quitamos el crédito a la Palabra que no deja de hablar en el corazón. Dios que nos ama tanto.
Luego subieron a la barca y el viento se calmó. Los discípulos que estaban en la barca le dijeron "Verdaderamente eres el Hijo de Dios."
Cuando surgen las tormentas de nuestras vidas, debemos de poner toda la confianza en el Señor y aunque nos estemos hundiendo debemos de confiar en el Señor. No podemos perder la fe, pues el Señor siempre está observándonos y en el último momento nos da siempre la mano para ayudarnos. Cuantas veces aplastamos las inspiraciones del Espíritu Santo por utilizar más la razón que la fe. Y que feliz se siente el Señor cuando obramos con fe.

Habla el Señor:
Hijo mío
Tantos sufren por la incredulidad. Es una nube oscura que cubre el entendimiento y desplaza la fe, por eso impide que se levante el velo que cubre el movimiento del espíritu. Yo soy Dios todo poderoso, nada es imposible para mi, soy amo de los elementos y hago y deshago a mi amaño. Soy el creador de la vida y el que permite la muerte, pero también soy el que da la resurrección.
El que cree en mí recibirá los regalos que yo he prometido, su vida estará llena de mi bondad, pues se hace digno de mi predilección. Para mi no hay nada más hermoso en el hombre que la fé. Píde diariamente para que Yo aumente tu fe.

Notas:


Fecha del encuentro, Jueves  07/08/2014

Autor: José de Jesús y María

Guardar como PDF

                             Jesús camina sobre las aguas - Meditaciones Eucaristicas     Jesús camina sobre las aguas - Meditaciones Eucaristicas

Por favor comparte en las redes sociales, tu voto es una gran forma de evangelizar: 


Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Jesús camina sobre las aguas - Meditaciones Eucaristicas