Meditaciones Eucarísticas  -  Domingo 24/08/2014     lista

Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo

   
Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo - Meditaciones Eucaristicas

Mateo 16:13 Llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?» 14 Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas.»15 Díceles él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?» 16 Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo.» 17 Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. 18 Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 19 A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.» 20 Entonces mandó a sus discípulos que no dijesen a nadie que él era el Cristo.

Quien dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Esta respuesta es algo muy íntimo y personal que cada uno debe responderle al Señor. En los tiempos de los apóstoles ellos dijeron que algunos creían que el era Juan el Bautista, otros que Elías, Jeremías o uno de los profetas. Todos tenían creencias equivocadas. Pedro como jefe de los apóstoles le contesto al Señor: Tu eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo. Jesús le dijo: Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

Esta revelación del Padre Eterno es que Jesús es el Hijo del Dios vivo, el Cristo, el Mesías, el Salvador del mundo. Jesús es el Hijo amado del Padre, es uno en esencia divina con el Padre y con el Espíritu Santo, Jesús es la tercera persona de la Santísima Trinidad. Jesús es Dios. El mismo lo afirma cuando dice el Padre y Yo somos Uno. Juan 10:30.

Para Jesús es muy importante la creencia personal de cada uno de nosotros, pues es tan solo de esta manera que podemos realmente tener una relación íntima con el Señor. Si no podemos tener una relación hombre a Dios con el Señor, estamos perdiendo el tiempo, a quien vamos a buscar y a llamar para que nos salve? Quien es nuestro Dios?

Y esta divinidad de Jesús tenemos que defenderla en contra de las herejías que desde su época tratan de desmentir la grandeza del Hijo de Dios. Pues el demonio, padre de la mentira siente celos de Jesús y trata de destruir nuestra fe. Jesús es Dios y es hombre.

Muchas sectas como los testigos de Jehova, niegan la divinidad de Jesucristo, lo tratan como a una criatura, como a un simple ser humano. Ellos distorsionan las Sagradas Escrituras para interpretarlas de una manera que denigra de la santidad y divinidad de nuestro Señor. Pues la Palabra de Dios existía en el principio y estaba con Dios y la palabra era Dios. Esa palabra se encarnó y se hizo hombre, nunca fue creada porque existía en Dios y es el origen de todo lo que ha sido creado, es la luz del mundo y ha venido a darnos la salvación. Nadie puede ser salvado sino por el nombre de Jesús y nadie puede decir que Jesús es Dios a menos que sea movido por el Espíritu Santo. 1 Corintios 12:3 1Co 12:3 Por eso os hago saber que nadie, movido por el Espíritu de Dios, puede decir: "¡Maldito sea Jesús!"; y nadie puede decir: "¡Jesús es Señor!" o "Jesús es Dios" sino movido por el Espíritu Santo. Igualmente Tomás movido por el Espíritu Santo le dice a Jesús : Mi Señor y mi Dios Juan 20:28. Ver Est. 4:17 Dan 14:25

Por esta afirmación de Pedro de que Jesús es Dios, el Señor se complació y le dijo: Tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, te daré las llaves del Reino de los cielos, todo lo que atares en la tierra será atado en el cielo y lo que desatares en la tierra será desatado en el cielo. Debido a esta fé de Pedro el Señor lo hace cabeza de su Iglesia.

Todo el que cree como Pedro recibe la gracia de llevar el Reino de los Cielos en su corazón y las puertas del infierno no prevalecerán contra él, esta fe en Cristo nuestro Señor y nuestro Dios nos amarra al cielo.

Y tan solo se puede encontrar y disfrutar el gran tesoro del Reino de los Cielos cuando confesamos que Jesús es nuestro Señor, Dios y Salvador. Para Jesus todo el poder, el honor y la gloria por siempre. Amen.

Habla el Señor:
196 A los pies de tu santa madre la Iglesia 23-Nov-95

Jesús:
Yo te he pedido que estés a los pies de mi Madre, quien también es tu Madre (1).
Hoy yo te pido que estes a los pies de tu Santa Madre la Iglesia. Hónrala, sírvele,
sé fiel a ella y cuida de ella (2).
Escucha su voz y dirección a través de mi vicario el Papa, el sucesor de Pedro en
quien yo edifiqué mi Única Iglesia y obedece a su magisterio (3). Consúltala y
aprende con el catecismo.
Vengan como pequeños niños a su madre, a La Iglesia que es Una, Santa,
Católica y Apostólica, quien les alimentará con el pan del cielo, mi cuerpo y mi
sangre, quien les perdonara sus pecados con el poder que Yo le he dado y
quien les guiará seguramente a my tierra celestial (4).
Ella representa mi cuerpo, por eso ella es el único Camino a seguir, la
única Verdad para recibir y la única fuente de Vida que les puede proveer
con my Sangre (5).
La Iglesia es mi presente Jerusalén, así que vengan hijos a mi ciudad, vengan al
Tabernáculo que ha sido puesto sobre Sion mi Montaña Santa, María mi Madre,
donde ustedes encontraran mi Carne y mi Sangre (6).
Mi Madre es el Tabernáculo Viviente y Glorioso de mi Divinidad, cuando ustedes
me reciben en la Sagrada Eucaristía, se vuelven pequeños tabernáculos
de mi Presencia (7).
Mi madre es la madre de mi hija Jerusalén, mi cuerpo místico, la Iglesia. La
Iglesia es una imagen de mi Madre (8).
Vengan a los pies de mi Madre, vengan a los pies de la Iglesia, vengan a mis pies
en el Calvario verdaderamente presente en la Santa Misa y ofrézcanle a Dios un
sacrificio agradable de agradecimiento, La Eucaristía (9). Sean rociados con la
Sangre del Cordero que quita los pecados del mundo (10).
A los justos les mostraré la Salvación de Dios (11).

Leer también mensaje 161 of 27/10/95
(1) Juan 19:27 (2) Efesios 1:22
(3) Efesios 3:10 Mateo 16:18 (4) Juan 21:17 1 Corintios 10:16 Juan 20:23
(5) Colosences 1:18 1 Timoteo 3:15
(6) Zacarías 8:3 Isaías 2:3 Isaías 31:9 Isaías 37:22 Isaías 40:9 Joel 2:32 Joel 3:17 Miquea 4:8
Zacarías 1:14
(7) Apocalipsis 11:19 (8) Efesios 5:27 (9) Salmo 50:23 (10) 1 Pedroer 1:2 (11) Salmo 50:23

Notas:


Fecha del encuentro, Jueves  21/08/2014

Autor: José de Jesús y María

Guardar como PDF

                             Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo - Meditaciones Eucaristicas     Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo - Meditaciones Eucaristicas

Por favor comparte en las redes sociales, tu voto es una gran forma de evangelizar: 


Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo - Meditaciones Eucaristicas