Meditaciones Eucarísticas  -  Domingo 28/09/2014     lista

¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre?

   
¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre? - Meditaciones Eucaristicas

Mateo 21:28 «Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Llegándose al primero, le dijo: "Hijo, vete hoy a trabajar en la viña." 29 Y él respondió: "No quiero", pero después se arrepintió y fue. 30 Llegándose al segundo, le dijo lo mismo. Y él respondió: "Voy, Señor", y no fue. 31 ¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre?» - «El primero» - le dicen. Díceles Jesús: «En verdad os digo que los publicanos y las rameras llegan antes que vosotros al Reino de Dios. 32 Porque vino Juan a vosotros por camino de justicia, y no creísteis en él, mientras que los publicanos y las rameras creyeron en él. Y vosotros, ni viéndolo, os arrepentisteis después, para creer en él.

Cual de los dos hizo la voluntad del Padre? Pues vemos en este evangelio que todos somos los llamados a hacer la voluntad de Dios, a veces tenemos intenciones de hacer lo que Dios quiere, pero de repente se presentan circunstancias que nos llevan a desobedecerle.
Aquel que en contra de su voluntad, batallando violentamente contra la carne termina haciendo la voluntad de Dios, está así haciendo lo correcto, pues en realidad no es fácil cumplir el precepto pero debemos luchar para hacerlo.

Por eso no debemos de suponer que somos santos y que estamos cumpliendo fielmente la voluntad de Dios. Todo día nos trae contradicciones, problemas, necesidades, desprecios, dolores, humillaciones, adversidades y pobreza; si miramos bién Dios nos está hablando en estas cosas contrarias a nuestro amor propio, y así como el hijo que dijo no a la voluntad del Padre, podemos luchar para ganar estas batallas y de alguna manera terminar obedeciendo la voluntad de Dios. Si por el contrario decimos que si vamos a cumplir la voluntad de Dios y en el camino le ponemos resistencia a todas estas contrariedades de la vida cotidiana, terminamos haciendo nuestra voluntad y desobedecemos la voluntad divina.

El Señor nos llama al arrepentimiento y nos muestra como las prostitutas y los recaudadores de impuestos de esa época se arrepintieron y cumplieron la palabra de Dios mientras que los fariseos y los doctores de la ley se afianzaron en su orgullo y desobedecieron la voluntad de Dios.

El arrepentimiento es necesario para poder entrar en una relación íntima con el Señor, luego debemos comprometernos a cumplir los mandamientos para poder continuar en su camino. Esta es la doctrina de la cruz, y así el Señor nos llama a renunciar a nosotros mismos, a todos esos deseos de comodidad que son contrarios a lo que recibimos comunmente, pues es así que tomamos la cruz y podemos seguirle.

No existe otro camino para obtener la perfección humana que el camino de Cristo, pues suponer lo contrario es llenarnos de la sabiduría del mundo que es una verguenza ante la Sabiduría de Dios. Así como el oro tiene que pasar por el horno para ser purificado de todas sus impurezas, así el hombre debe sufrir y hacer violencia contra la carne para poder vencer, debe hacer violencia contra los llamados del mundo y las tentaciones de Satanás para poder vencer la materia con el espíritu, para poder asemejarse más a Dios que es Epíritu.

En el Padre Nuestro rezamos, "Hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo", vivamos esta oracione y profundicémosla diciendo "hágase tu voluntad así en nosotros como en Jesús y María".

Habla el Señor:
Jesús
Hijo mio:
Yo quiero que tu seas obediente, quiero que tu siempre hagas mi santa voluntad. Mis deseos son el camino que yo tengo para ti; todo lo que yo quiero lo haces cuando eres obediente. Cuando tu me obedeces tu brillas con mi luz, estás siguiendo los designios de tu creador.
La desobediencia fue la primer caida de los ángeles, por causa del orgullo. Tambien fue la primer caída de Adán y Eva por causa de la desobediencia y del orgullo.
Yo he venido al mundo para ser obediente, y para entregar mi cuerpo, mi sangre, mi alma y mi divinidad en obediencia a mi Padre Eterno para que todos ustedes puedan vencer la desobediencia, para que todos puedan tener la salvación.
Hijo mio, vive conmigo, vive en la obediencia. Quiero que te santifiques, quiero que vivas en mi divina voluntad.

Notas:


Fecha del encuentro, Jueves  25/09/2014

Autor: José de Jesús y María

Guardar como PDF

                             ¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre? - Meditaciones Eucaristicas     ¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre? - Meditaciones Eucaristicas

Por favor comparte en las redes sociales, tu voto es una gran forma de evangelizar: 


Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre? - Meditaciones Eucaristicas