Meditaciones Eucarísticas  -  Domingo 05/10/2014     lista

Ami hijo lo respetarán

   
Ami hijo lo respetarán - Meditaciones Eucaristicas

Mateo 21: 33 - 43 33 «Escuchad otra parábola. Era un propietario que plantó una viña, la rodeó de una cerca, cavó en ella un lagar y edificó una torre; la arrendó a unos labradores y se ausentó. 34 Cuando llegó el tiempo de los frutos, envió sus siervos a los labradores para recibir sus frutos. 35 Pero los labradores agarraron a los siervos, y a uno le golpearon, a otro le mataron, a otro le apedrearon. 36 De nuevo envió otros siervos en mayor número que los primeros; pero los trataron de la misma manera. 37 Finalmente les envió a su hijo, diciendo: "A mi hijo le respetarán." 38 Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron entre sí: "Este es el heredero. Vamos, matémosle y quedémonos con su herencia." 39 Y agarrándole, le echaron fuera de la viña y le mataron. 40 Cuando venga, pues, el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?» 41 Dícenle: «A esos miserables les dará una muerte miserable arrendará la viña a otros labradores, que le paguen los frutos a su tiempo.» 42 Y Jesús les dice: «¿No habéis leído nunca en las Escrituras: La piedra que los constructores desecharon, en piedra angular se ha convertido; fue el Señor quien hizo esto y es maravilloso a nuestros ojos? 43 Por eso os digo: Se os quitará el Reino de Dios para dárselo a un pueblo que rinda sus frutos.»

El Reino de los cielos esta en el corazón del hombre. Dios ha creado la tierra y todo lo que hay en ella para que nosotros podamos hacer uso de todas estas riquezas, para que reconozcamos el creador en cada una de ellas y para que al beneficiarnos le demos gracias constantemente por todos sus beneficios. Todo le pertenece al Señor y todo es para engradecer su honra y su gloria. El Señor pareciera que está ausente porque no lo vemos pero su presencia es muy real.

En esta parábola el Señor nos muestra como no sabemos cuidar de su viña, nos da cuenta de como el mandó los profetas para que nos instruyeran y dieran testimonio de Él, para que recogieran frutos de su viña, pero todos fueron asesinados. Finalmente envió a su hijo pero sabemos que fue ultrajado, despreciado y asesinado también.

Es importante meditar que Dios el Padre espera que respetemos a su Hijo. Si entendieramos la importancia de esto, nuestra fe crecería cada momento más y mas, porque aceptamos que Jesús es el enviado del Padre, es el camino al Padre, pues nadie puede llegar al Padre sino a través de Él. Jesús es la Sabiduría encarnada que ha venido al mundo a revelar el Poder y el Amor del Padre. El que ama al Hijo ama al Padre que lo envió.

Y que hará el Señor contra estos labradores? Pues dice que les dará una muerte miserable y arrendará su viña a labradores que le den sus fruto a tiempo. Y quienes son estos nuevos labradores? Pues somos nosotros los que aceptamos el error de nuestros antepasados que despreciaron al Hijo de Dios y lo llevaron a la muerte. Pero tambien debemos darnos cuenta que en el pecado nosotros hemos despreciado al Hijo de Dios y le hemos dado muerte. Cada uno de nosotros es responsable por la muerte de Jesús, pues Él ha pagado por nuestros pecados y tenemos una deuda de gratitud imposible de pagar.

Jesús es la piedra que despreciaron los constructores, que se ha convertido en piedra angular o sea en la roca o base solida donde podemos fijar nuestra fe. Pues el Señor ha hecho esto y es maravilloso a nuestros ojos, Jesús es la plataforma firme donde podemos caminar con toda seguridad. Aquel que camina en esta fundación tiene asegurada la vida eterna.

El Señor le dijo a los fariseos, " Se os quitará el Reino de Dios para dárselo a un pueblo que rinda sus frutos." Esperemos dar el fruto que produce el arrepentimiento y la conversión, no sea que perdamos este gran regalo que Dios nos ha dado.

Pasando de la parábola propietario de la viña cuyo hijo fue asesinado, y comparándola con la realidad de la muerte de Jesús, entonces, ... que hará Dios con aquellos que mataron a su Hijo? Aquí me incluyo yo junto con toda la humanidad, ya que con el pecado contribuimos a la muerte de Jesús.....
Pués si apreciamos la Misericordia Divina tendremos la salvación prometida siempre y cuando cumplamos los mandamientos, nos arrepintamos del pecado y busquemos la salvación con humildad, de esa manera el fruto de la muerte de Jesús es nuestra salvación. El otro camino es la desobediencia y el orgullo, para lo cual ya está destinado el castigo como restribución de la Justicia Divina, a los condenados se les espera toda una eternidad de castigos donde el gusano que les devora no muere y el fuego que les quema nunca se apaga, donde no existe amor sino odio, donde se pierde toda la esperanza de la luz de Dios y prevelace la oscuridad y la muerte eterna.

En otras palabras el Señor nos ofrece dos caminos, uno de arrepentimiento, misericordia y salvación. El otro es de rebelión, justicia y castigo. El Cielo para los que aceptan la misericordia y el Infierno para los que solo esperan la Justicia.

Habla el Señor:
Jesús
Hijo mío, tu eres nada sin mí. Por eso yo te pido que estés siempre conmigo; te pido hijo mío que no te separes de mí porque este mundo realmente es una trampa. Este mundo es la puerta del abismo de la oscuridad eterna y por eso tu tienes que estar siempre en mi camino de luz para poder vencer el enemigo. El está por todas partes, el está luchando por destruir muchas almas.
Hijo mío, Yo te llamo para que tu reces por todos, por toda la humanidad. La salvación de cada alma es muy importante para mi, Yo quiero que se vuelva tan importante para ti hijo mío, que la desées mucho. Así como me amas tanto, así ama de la misma manera a tus hermanos y siente ese deseo de que todos se salven. Te bendigo hijo mío.

Notas:


Fecha del encuentro, Jueves  02/10/2014

Autor: José de Jesús y María

Guardar como PDF

                             Ami hijo lo respetarán - Meditaciones Eucaristicas     Ami hijo lo respetarán - Meditaciones Eucaristicas

Por favor comparte en las redes sociales, tu voto es una gran forma de evangelizar: 


Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Ami hijo lo respetarán - Meditaciones Eucaristicas