Meditaciones Eucarísticas  -  Domingo 08/02/2015     lista

Le trajeron todos los enfermos y endemoniados

   
Le trajeron todos los enfermos y endemoniados - Meditaciones Eucaristicas

Marcos 1:29-39
29 Cuando salió de la sinagoga se fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. 30 La suegra de Simón estaba en cama con fiebre; y le hablan de ella.31 Se acercó y, tomándola de la mano, la levantó. La fiebre la dejó y ella se puso a servirles. 32 Al atardecer, a la puesta del sol, le trajeron todos los enfermos y endemoniados; 33 la ciudad entera estaba agolpada a la puerta. 34 Jesús curó a muchos que se encontraban mal de diversas enfermedades y expulsó muchos demonios. Y no dejaba hablar a los demonios, pues le conocían. 35 De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración. 36 Simón y sus compañeros fueron en su busca; 37 al encontrarle, le dicen: «Todos te buscan.» 38 El les dice: «Vayamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para que también allí predique; pues para eso he salido.» 39 Y recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios.

Jesús fue a la casa de los hermanos Simón y Andrés, al enterarse de que la suegra de Pedro estaba en cama, enferma con fiebre, Jesús se acercó y tomándole la mano la sanó y ella se levantó y se puso a servirles. Jesús nos demuestra que él desea sanar a todo el que entra en contacto con él, pues por sus santas llagas somos todos sanados.

Al atardecer le trajeron todos los enfermos y endemoniados del pueblo, pues parecía que todos los habitantes estaban a la puerta. Jesús curó muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, también expulsó muchos demonios. Los demonios sabían quien era Jesús, por esto él les mandaba hacer silencio. Jesús no solo demuestra su poder sanando a los enfermos sino que también entra en las almas de los que están poseídos por demonios y los libera de ellos. Su poder penetra el templo del alma y aterroriza el demonio o demonios que la poseen, pues él ve no solo en la luz sino también en la oscuridad, el ve no solo lo que vemos materialmente sino también el mundo espiritual.

A la mañana siguiente de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, Jesús fue a un lugar solitario y se puso a orar. Este ejemplo de Jesús es para nosotros también, pues antes de que salga el sol, debemos madrugar a adorar a Dios, a darle gracias por el nuevo día, y a presentar nuestras súplicas ante él.
Sus discípulos lo buscaron y lo encontraron, le dijeron, “Todos te buscan”, pero el les dijo, “Vayamos a otra parte, a los pueblos vecinos para que también allí predique, pues para eso he salido” Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas, sanando a los enfermos y expulsando demonios.

Todo el mundo buscaba a Jesús para poder beneficiarse de su poder de sanación, pero Jesús no quería quedarse en un solo lugar, pues su trabajo era muy grande, el no buscaba la fama o el aprecio de los que sanaba, lo hacía y luego se retiraba a otro lugar, esto nos enseña que debemos hacer el bien sin espera crédito por ello, pues todo lo que hagamos debe ser por amor a Dios.

Oración
Señor Jesús, enséñanos a sentir ese deseo de orar antes de comenzar nuestro día, para que todo lo que hagamos sea siempre hecho en tu nombre. Enséñanos a servirte desinteresadamente como tu lo hacías, sin interés de lucro o de honores. Danos tu amor para que amemos al prójimo, para que intercedamos por todos los necesitados, los pecadores y los enfermos.

Habla el Señor:
188 Mi espíritu está sobre ti 18-Nov-95

(1) Romanos 8:15 (2) Lucas 4:18 - 19 -- Actos 2:17 (3) Marcos 16:15
(4) 1 Timoteo 4:14 (5) Marcos 16:20

Jesús:
Mi querido hijo,
No tienes nada que temer (1), porque mi espíritu está sobre ti (2). A través de tus palabras y de tu predicación lleva las buenas noticias a todo el que puedas (3).
Con mi evangelio de la verdad libera a todos aquellos que están cautivos del engaño del demonio.
Por tus oraciones de intercesión lleva mi sanación a los enfermos y a los ciegos en el espíritu.
Permite que los oprimidos se liberen con tus oraciones y devociones y por el poder del Espíritu Santo a través de tus manos (4).
Proclama mi tiempo de gracia antes de mi venida en gloria (5).

Notas:


Fecha del encuentro, Jueves  05/02/2015

Autor: José de Jesús y María

Guardar como PDF

                             Le trajeron todos los enfermos y endemoniados - Meditaciones Eucaristicas     Le trajeron todos los enfermos y endemoniados - Meditaciones Eucaristicas

Por favor comparte en las redes sociales, tu voto es una gran forma de evangelizar: 


Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Le trajeron todos los enfermos y endemoniados - Meditaciones Eucaristicas