Meditaciones Eucarísticas  -  Domingo 15/02/2015     lista

Quiero sanarte. Queda limpio!

   
Quiero sanarte. Queda limpio! - Meditaciones Eucaristicas

Marcos 1:40-45
40 Se le acerca un leproso suplicándole y, puesto de rodillas, le dice: «Si quieres, puedes limpiarme.» 41 Compadecido de él, extendió su mano, le tocó y le dijo: «Quiero; queda limpio.» 42 Y al instante, le desapareció la lepra y quedó limpio. 43 Le despidió al instante prohibiéndole severamente: 44 «Mira, no digas nada a nadie, sino vete, muéstrate al sacerdote y haz por tu purificación la ofrenda que prescribió Moisés para que les sirva de testimonio.» 45 Pero él, así que se fue, se puso a pregonar con entusiasmo y a divulgar la noticia, de modo que ya no podía Jesús presentarse en público en ninguna ciudad, sino que se quedaba a las afueras, en lugares solitarios. Y acudían a él de todas partes.

El leproso se le acercó a Jesús con gran fe, es importante notar que se arrodilló en gesto de adoración y le dijo: “Si quieres puedes limpiarme”. Jesús se compadeció, extendió su mano, le tocó y le dijo: “Quiero, queda limpio” También es importante recordar que por el hecho de ser leproso nadie quería saber de este hombre, en cambio Jesús está siempre dispuesto a encontrarse con cualquier alma que le busque, tanto que mientras más pecador sea, más necesidad de su misericordia tiene y por eso más ansioso se encuentra Jesús de sanarle.

El leproso representa a cada uno de nosotros enfermo del alma y cubierto con la lepra del pecado, el ponernos de rodillas representa el arrepentimiento con el cual debemos presentarnos ante Dios. Jesús está más interesado en sanarnos que nosotros mismos, si no actúa es porque nosotros no venimos con la actitud correcta de humildad y contrición, pero Jesús quiere a toda costa sanar nuestras almas. Igualmente cualquier enfermedad también él quiere sanar siempre y cuando nosotros pidamos de acuerdo con su Divina Voluntad.

Muchas veces recibimos lo que pedimos pero no nos acordamos de darle gracias al Señor, por esto el Señor sanó al leproso y le recomendó ir al Sacerdote a hacer un ofrecimiento de agradecimiento y también un testimonio de sanación.

Dar testimonio de los regalos que Dios da es una manera de proclamar la grandeza de Dios y de agradecer su benevolencia.
Jesús hizo muchos milagros como este, y la gente le conocía por su poder y le buscaba, por esto el siempre buscaba lugares solitarios para poder estar en oración. Y así mismo ahora le encontramos, no en el bullicio sino en el silencio de nuestro corazón donde es tan real como hace dos mil años, donde es tan compasivo como lo fue con todos aquellos a quienes curó. Vengamos a Jesús con confianza, adorémosle y confiemos totalmente en Él.

Oración
Señor, si tú quieres puedes sanarme. Te presento mi vida con todos mis achaques físicos y espirituales. Vengo con la humildad del leproso cuya única esperanza eras tú. Señor no mires mi lepra sino la contrición de mi corazón y en tu gran misericordia sáname.

Habla el Señor:
109 La vida para cada corazón 20-Sep-95
Jesús:
Desde las profundidades de mi Sagrado Corazón viene la vida para cada corazón. Cada latido de mi corazón es la salvación para un alma. Cada latido de sus corazones, cada momento de sus vidas debería ser un acto de adoración y agradecimiento.
Ustedes tienen que aceptarsen a si mismos tal como son y venir humildemente a Mi para ser transformados en mi Amor. Es solamente cuando ustedes son humildes que Yo puedo sanar las heridas de sus almas. El orgullo es como una nube que no deja penetrar los rayos de mi Misericordia.

Notas:


Fecha del encuentro, Jueves  12/02/2015

Autor: José de Jesús y María

Guardar como PDF

                             Quiero sanarte. Queda limpio! - Meditaciones Eucaristicas     Quiero sanarte. Queda limpio! - Meditaciones Eucaristicas

Por favor comparte en las redes sociales, tu voto es una gran forma de evangelizar: 


Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Quiero sanarte. Queda limpio! - Meditaciones Eucaristicas