Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios. 
Manifestaciones dominicales del Espíritu Santo desde el Sagrado Corazón de Jesús  No podéis servir a Dios y al Dinero. Evangelios Católicos, homilías - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Inspiraciones del Espíritu Santo

Año C  -  25o Domingo en tiempo ordinario

No podéis servir a Dios y al Dinero.

No podéis servir a Dios y al Dinero. Homilias Católicas - Sermones, reflexiones, inspiraciones y meditaciones de los evangelios - Inspiraciones del Espíritu Santo Lucas 16:1-13

1 Decía también a sus discípulos: Era un hombre rico que tenía un administrador a quien acusaron ante él de malbaratar su hacienda;
2 le llamó y le dijo: "¿Qué oigo decir de ti? Dame cuenta de tu administración, porque ya no podrás seguir administrando."
3 Se dijo a sí mismo el administrador: "¿Qué haré, pues mi señor me quita la administración? Cavar, no puedo; mendigar, me da vergüenza.
4 Ya sé lo que voy a hacer, para que cuando sea removido de la administración me reciban en sus casas."
5 Y convocando uno por uno a los deudores de su señor, dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi señor?"
6 Respondió: "Cien medidas de aceite." El le dijo: "Toma tu recibo, siéntate en seguida y escribe cincuenta."
7 Después dijo a otro: "Tú, ¿cuánto debes?" Contestó: "Cien cargas de trigo." Dícele: "Toma tu recibo y escribe ochenta."
8 El señor alabó al administrador injusto porque había obrado astutamente, pues los hijos de este mundo son más astutos con los de su generación que los hijos de la luz.
9 Yo os digo: Haceos amigos con el Dinero injusto, para que, cuando llegue a faltar, os reciban en las eternas moradas.
10 El que es fiel en lo mínimo, lo es también en lo mucho; y el que es injusto en lo mínimo, también lo es en lo mucho.
11 Si, pues, no fuisteis fieles en el Dinero injusto, ¿quién os confiará lo verdadero?
12 Y si no fuisteis fieles con lo ajeno, ¿quién os dará lo vuestro?
13 Ningún criado puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero.

Inspiración del Espíritu Santo - Desde el Sagrado Corazón de Jesús.

25o Domingo en tiempo ordinario - No podéis servir a Dios y al Dinero. El amor a las riquezas, al poder y el amor propio han sido la caída de muchos. Algunos trabajan muy duro para triunfar en sus vidas al costo de su propia salvación. Convierten el dinero en un dios falso que no los puede salvar sino condenar. En ese proceso, aparecen mas inteligentes que los hombres que luchan para sobrevivir en un mundo lleno de competencia.

Esta es la sabiduría de los hijos del mundo, que es tan repugnante en mi vista. Todas las riquezas que Yo he creado son para el beneficio común de la humanidad, no para el crecimiento egoísta de individuos que se aprovechan de otros. En la parábola anterior se muestra como el hombre está desesperado por la alta opinión de los demás y no le interesa la opinión de su amo. Esto ilustra como un hombre es tan inepto para administrar las riquezas que son dadas desde el cielo. Es así como el dinero ha sido la razón para la corrupción a través de las épocas porque da poder y compra amigos, pero también es la debilidad del hombre que siendo tan rico no puede entrar al Reino de Dios, pues consigue su fortuna al precio de la injusticia y se pone a sí mismo en un alto lugar al costo de la caridad.

Las riquezas de este mundo no son realmente nada comparadas con las riquezas de la vida eterna, por eso si un hombre no puede dar buena cuenta de la poca fortuna que recibe aquí, es muy difícil para que él pueda recibir mas, ya que esto es la causa de su infortunio espiritual.

El problema con el hombre rico es que se vuelve obsesionado con el dinero, hasta tal punto que se olvida acerca del Reino de los Cielos. Se vuelve un esclavo de su propia destrucción.

Yo he venido a dar un ejemplo del desapego, de la abnegación y de la aceptación de la voluntad de Dios. Aquel que insiste en volverse rico puede obtener su meta pero al costo de su propia salvación, a menos que practique la caridad y la justicia. Es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para un rico entrar al Reino de los Cielos.

Autor: José de Jesus y María

Lista de Homilias - Evangelios Catolicos

Esta hermosa colección de evangelios está disponible en libro electrónico

El Trabajo de Dios - Indice > 
 www.theworkofgod.org/Spanish 

  

 Netscape users, Bookmark CTRL + D

Evangelios Católicos - Mateo, Lucas, Marcos, Juan - Homilías, Inspiraciones del Espíritu Santo