El Trabajo de Dios

Renovación de Promesas Bautismales

Renovación de Promesas Bautismales

Autor: La Iglesia
Renovación de Promesas Bautismales

Yo, N.N., quién con la tierna misericordia del Padre Eterno fui privilegiado al ser bautizado "en el nombre del Señor Jesús " (Actos 19, 5) y así compartir en la dignidad de la herencia de su Divino Hijo, deseo ahora en la Presencia de este mismo Padre amante y por su Unico hijo engendrado, renovar en toda sinceridad las promesas que solemnemente hice en el momento de my santo Bautismo.

Yo, por lo tanto, ahora renuncio nuevamente a satanás; renuncio todos sus trabajos; renuncio a todos sus atractivos.

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, quien nació a este mundo y quién sufrió y murió por mis pecados y resucito después. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunion de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.

Habiendo sido enterrado con Cristo hasta la muerte y habiendo sido levantado con el a una nueva vida, prometo no volver a vivir más para mí mismo o para ese mundo que es el enemigo de Dios, pero si viviré por él que murió por mí y luego resucitó.
Le serviré fielmente a Dios mi Padre celestial hasta la muerte, en la Santa Iglesia Católica.

Enseñado por el mandato de nuestro Salvador y formado por la palabra de dios, ahora me atrevo a decir:

Padre Nuestro, que estas en el cielo, santificado sea tu nombre, venga
a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; y perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación mas líbranos del mal. Amen.

Apostolado del Trabajo de Dios - tdo©#46