El Trabajo de Dios

Oración para después de la Sagrada Comunión

Oración para después de la Sagrada Comunión

Autor: José de Jesús y María
Oración para después de la Sagrada Comunión

O Sacramento Santísimo, O Sacramento Divino, toda la Alabanza y el Agradecimientos sean en cada momento tuyos.

Padre Eterno, te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu Amadísimo Hijo Nuestro Señor Jesucristo en reparación por mis pecados y los del mundo entero, te ofrezco el Doloroso e Inmaculado Corazón de María; y las penas, las Alabanzas y la Gloria de todos los Mártires, los Angeles y los Santos; junto al ofrecimiento de todas las almas víctimas, y el ofrecimiento de mi alma como víctima de tu amor, unida a todas las santas Devociones, Santos Rosarios y Santas Misas que se han dicho y que alguna vez se dirán: Por tu mas grande Gloria mi Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, por la gloria de Nuestra Madre Bendita María, por sus intenciones, por el triunfo de su Inmaculado Corazón. Por la gloria de la Santa Madre Iglesia, por la conversión de los pecadores, por los moribundos, por las santas almas del purgatorio, por el bautismo de los que no han sido bautizados. Y con Tu permiso yo los bautizo espiritualmente en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Reciban a Jesús, reciban al Espíritu Santo, reciban a la Virgen María nuestra Madre Celestial, reciban su Salvación. Y también por mis intenciones Señor, de conocerte, amarte y servirte, por... ( )

Señor, que pueda yo vivir para conocerte, amarte y servirte, para caminar libre de culpa, puro y santo ante ti y para ser siempre el instrumento dócil de tu Espíritu Santo.

Apostolado del Trabajo de Dios - tdo©#6