El Niño Jesús - Testimonios . Visiones - Mensajes - Videos - El Trabajo de Dios

El Niño Jesús - Testimonios . Visiones - Mensajes - Videos

El Niño Jesús - Testimonios . Visiones - Mensajes - Videos

El Niño Jesús - Testimonios . Visiones - Mensajes - Videos - Introducción

El Niño Jesús * Mensaje de Jesús

El Niño Jesús * Visiones

El Niño Jesús * Videos

El Niño Jesús - Quieres volverte como un niño ?

El Niño Jesús - Testimonios familiares

El Niño Jesús - Testimonios - Visiones - Mensajes - Videos - Introducción

Es un privilegio divino poder tener un acercamiento a la Divina Infancia del Niño Jesús. Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre, nos ha llamado a ser como niños para poder poseer el Reino de los Cielos. Mateo 19:14
Como una gran ayuda en la vida espiritual, el Señor ha revelado estos mensajes y ha concedido estas visiones, que no son solamente para la persona que los recibió, sino para todos los que quieren acercarse a Dios con un corazón humilde, inocente y puro como el de un niño.
En la impotencia de la debilidad de un niño, Dios nos envía la Gracia que nos permite estar siempre en la Presencia de Dios con un espíritu inocente, y la sagrada infancia de Jesús nos dan compañía para nuestro beneficio y para su glorificación.
Como instrucción espiritual de gran valor el Señor ha revelado que todos los que acogen esta devoción a su Sagrada Infancia le proporcionan un bálsamo para sus llagas y le hacen olvidar los dolores de su pasión.
En el año 1636 el Señor le hizo a Santa Margarita María Alacoque, una promesa: “Todo lo que quieras pedir, pídemelo por los méritos de mi infancia, y tu oración será escuchada”.
En este camino espiritual con la infancia de Jesús nos identificamos con él como niños, y así resalta una enseñanza que consiste es mirar el pecado y las preocupaciones como cosas de los grandes.
José de Jesús y María

El Niño Jesús - Mensaje de Jesús

Habla Jesús
Hijo mío, te hablo desde mi Sagrada Humanidad en su Divina Infancia.

Eres mi gran consuelo por tener esta devoción que sirve como bálsamo para mis llagas, que me distrae de los dolores de mi pasión, que me conforta cuando tantos me olvidan y me tratan con tibieza, que me da compañía porque soy un Dios rodeado de la indiferencia de mis criaturas.

Yo soy el mismo ayer, hoy y siempre. El que me ama verdaderamente en Espíritu y en Verdad es un perfecto adorador.

Cuando yo vengo al altar a través de las manos del Sacerdote, renazco de nuevo a través del vientre de la Iglesia; en la hostia consagrada soy el Niño Jesús que nace de nuevo al mundo como cuando salí del vientre de mi madre y también soy Jesús crucificado, conteniendo en cada hostia consagrada mi pasión, agonía y muerte, mis santas llagas, sangre, agua, dolores, lágrimas y angustias y también las de mi madre santísima. Yo soy Dios, infinito y eterno, por eso muchos seres humanos no me alcanzan a comprender, a menos que abran su corazón a las enseñanzas del Espíritu Santo.

El mundo de hoy vive en la intelectualidad y la razón, por eso está muy lejos del Reino de los Cielos; en cambio el Reino de los Cielos es de los niños y de los que pueden ser como niños, a ellos los acojo con toda la ternura de mi corazón.

Habla tu Niño Jesusito:
Yo soy tu pequeño amiguito y quiero darte mi continua compañía. Yo he venido a santificar tu alma.
Quiero hablarte sobre algunas de las visiones que te he dado para que me comprendas mejor, ya que de esta manera te muestro lo que siento por toda la humanidad. También les hablo a los que lean este mensaje para que puedan entender el llamado que les hago desde mi sagrada infancia.

Descendí del regazo de mi madre como te mostré en visión, para estar contigo, para ofrecerte mi compañía y para compartirte mi alegría.

Yo quiero compartir mi reino a través de la variedad de las ciencias y regalos que yo le doy a los seres humanos, así te doy a entender en la visión de los colores donde yo estoy listo para pintar. Y es que quiero participarte la Ciencia Divina, que es la más importante de todas las ciencias, pero la más despreciada, por medio de la cual el hombre puede conocer a Dios.

En la visión como jardinerito aparezco echándole agua a las flores, pues yo miro las almas tiernamente como miro las flores y deseo darles a todas el bautismo para que se puedan salvar.

En otra visión permití que tú me echaras agua en el pie, recordando como me hice bautizar de Juan el Bautista, y también para darte confianza, pues Yo soy Dios y hombre, soy tu amiguito fiel.

Te mostré que soy el Rey del mundo, y en forma infantil me viste con el mundo en la mano como si fuera una pelota.

También te mostré como soy la Luz del mundo, y como por donde camino ilumino con la luz de mi Presencia.

En un momento de ataque del enemigo me necesitaste y me mostré como tu Divino Niño Protector sobre un trono glorioso.

Te he mostrado muchas visiones de almas en necesidad de Dios, y te he hecho ver tu humanidad como la de un niño para reafirmarte tu fe de niño.
Te he concedido mucha familiaridad conmigo, te he abrazado, te he agarrado de la mano, me has visto con tu camisa puesta, me has visto en tu escritorio leyendo en tu tableta, te he invitado a tomar cafecito, te he mostrado como mis pies salen de tus pies, en fin, te he comprobado como estoy contigo, yo en ti y tú en mí.

Te he enseñado a no ser tentado por el pecado, pues ya miras todo eso como cosas de gente grande, y tú no estás interesado en ofenderme porque estás conmigo.

La voluntad del Padre es que todos sean santos, así que esa es la ley divina: Sed santos como yo soy santo.
Sin embargo, al entrar en mi infancia tú ya no necesitas regirte por la ley, sino por mi Gracia, ya estás en mí, que soy la Santidad.

Yo soy el camino, la Verdad y la Vida. El camino de mi infancia es como una autopista de alta velocidad, que conduce por la santidad a mi Reino. Honrar mi Divina infancia se puede llamar en términos humanos como al camino de la santidad prematura, con la diferencia de que no es obra humana sino divina.

Tú has aceptado mi llamado, y así deseo que todos lo hagan.

La mejor forma de conocer mi infancia es enfocando la Sagrada Humanidad de mi madrecita santa.

Ella es mi creación perfecta, en ella puedes ver el alma de niño que yo deseo en todo ser humano.
Pídele a ella que te llene de su Espíritu de Pureza, Humildad, Santidad y Entrega; de su corazón lleno del deseo y el querer divino, de su alma llena de la Divina Voluntad.

Yo vine al mundo a una cueva oscura, fría y a un lecho duro. Ese pesebre se repite en los tabernáculos, lugares oscuros, fríos y duros para mí.

Peor aun es el pesebre de las almas, que me reciben y me hacen prisionero en su oscuridad, frialdad y dureza.
Únete a mi madrecita para que me ofrezcas con ella su Luz, Calor, Amor y Ternura, para que disipe la Oscuridad, Frialdad y Dureza de las almas.

Para que logres tu perfección haz con frecuencia esta oracioncita.

Yo deseo y quiero ardientemente que no sea yo quien vive sino Cristo Jesús y María Santísima que viven en mí. Que no sea yo quien vive sino el Niño Jesusito y la Niña María que viven en mí.

Amén.

Hermoso anécdota
Yo le dije, Niño Jesusito, yo te adoro y me gustaría darte algo bien hermoso, como el sol y las estrellitas.
El me respondió: compañía.
Yo le dije de nuevo, pero Niño Jesusito, es que tú te mereces algo mejor que mi compañía, algo de toda esta hermosa creación por que tu eres nuestro pequeño reyecito.
El me respondió: compañia, compañia, compañia.

El Niño Jesús - Quieres volverte como un niño?
Testimonio. Mi esposa se sentía un poco celosa de ver que yo he podido llegar a esa intimidad con el Niño Jesús. A pesar de que ella también es muy espiritual, ella quería también estar más unida al niño Jesús. Entonces una noche yo le dije, escribe en un papelito esta frase y la colocas en nuestro altarcito: Yo soy Ofelita del Niñito Jesús y de la Niñita María.
Y le dije que a manera de oración antes de dormirse debería repetir esa frase muchas veces. Ella lo hizo y a los pocos días empezó a tener sueños y visiones con el Niño Jesús.

El Niño Jesús - Testimonios familiares

Testimonio 1. Nuestra hija llamó desde Australia un poco asustada, le dijo a mi esposa que la había visto en un sueño y que ella tenía un hijo pequeñito y lo estaba arrullando. Nosotros le confirmamos que como tenemos esta devoción del Niño Jesús y lo tratamos como nuestro niñito, ella había recibido esto para confirmarnos a nosotros y a ella la importancia de esta devoción.
Testimonio 2. Nuestra otra hija en Estados Unidos está muy entusiasmada con esta devoción al Niño Jesús, y escuchando todas las visiones y testimonios está muy contenta. Nos llamó para contarnos que su hijo de 8 años tuvo un sueño en el que la vió con un niño pequeñito hijo suyo y que ese niñito también estaba muy cariñoso con él. Ella le respondió, pues claro, es el Niño Jesús.

Arriba

 

 El Niño Jesús - Visiones

  1  El niño Jesús se baja de los brazos de su madre

  2  Visión del Niño Jesús y la niña María

  3  El Niño Jesús como Jardinero de almas.

  4  El Niño Jesús me permite que le eche agua en sus piecitos

  5  Visión del agua bendita

  6  Visión del Niño Jesús como Sagrada Eucaristía

  7  Visión del Niño Jesús artista (2021)

  8  Voz me indica que el Niño Jesús brillará

  9  El Niño Jesús me abrazó

10  Oración al Niño Jesús

11  Visión de los pies del niño Jesús superpuestos en los míos

12  Visión del Niño Jesús en forma de luz

13  Visión del Niño Jesús lleno de gozo

14  Visión del niño Jesús echando incienso

15  Visión del niño Jesús agarrándome de la mano

16  Visión del Niño Jesús Protector

17  Camino al Purgatorio

18  Niño Jesús con mi camisa puesta

19  Un pie del Niño Jesús y un pie de la niña María

20  Con el Niño Jesús por el camino – Se atraviesa un burro

21  Visiones en compañía del niño Jesús

22  Niño Jesús, se mezcla con visiones de rostros

23  Aparte de las visiones de almas, el Niño Jesús me muestra sanaciones y milagros

24  El Niño Jesús sentado en mi silla de escritorio, estaba mirando mi laptop

25  Visión de una hostia consagrada expuesta en un porta hostias abierto

26  Niño Jesús de prisa, flores para la Virgen, sanaciones

27  El Niño Jesús me comparte su pocillo con café

28  El niño Jesús caminando con la Virgen María

29  Sanaciones con el Niño Jesús

30  Yo le entrego la imagen del Niño Jesús a San José

31  El niño Jesús interrumpe mi adoración

32  El genio de la lámpara de Aladino

33  Visión del Niño Jesús vestido de rojo

34  Niño Jesús crucificado

35  El piecito del niño Jesús

36  Pesebre sobre el altar

37  Poder del Niño Jesús Divino Protector

 

El Niño Jesús y yo - Testimonio - Visiones - Mensajes - Videos


Abrir video en youtube para hacer LIKE, compartir, ver subtítulos, ver descripción y enlaces.

Canal Youtube El Trabajo de Dios

Arriba


Mensajes de Jesús y María  +  Mensajes de Jesús  +  Mensajes de la Virgen María

Mensajes de Dios el Padre  +  Introducción

 

El Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish 

El Niño Jesús - Testimonios . Visiones - Mensajes - Videos