Meditaciones Eucarísticas - Santos Evangelios explicados por Jesús

Hemos encontrado el Mesías   
Año B

 - Segundo Domingo en tiempo ordinario - Juan 1:35-42

Evangelios explicados - mensajes, explicacion Jesus - Hemos encontrado el Mesías35 Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos.
36 Fijándose en Jesús que pasaba, dice: He ahí el Cordero de Dios.
37 Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús.
38 Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: ¿Qué buscáis? Ellos le respondieron: Rabbí - que quiere decir, "Maestro" - ¿dónde vives?
39 Les respondió: Venid y lo veréis. Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era más o menos la hora décima.
40 Andrés, el hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan y habían seguido a Jesús.
41 Este se encuentra primeramente con su hermano Simón y le dice: Hemos encontrado al Mesías - que quiere decir, Cristo.
42 Y le llevó donde Jesús. Jesús, fijando su mirada en él, le dijo: Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas - que quiere decir, "Piedra".

Hemos encontrado el Mesías

Evangelios explicados por Jesús - Segundo Domingo en tiempo ordinario
Juan el Bautista recibió la sabiduría de reconocerme como el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. El era un hombre santo que practicaba la abnegación y que estaba interesado en el plan de Dios para el mundo.

Juan sabía acerca de mi misión, estaba lleno de respeto por mi, trabajó muy duro y finalmente perdió su vida en mi servicio. El era un estandarte de la verdad, un guerrero de la justicia y la pureza.

Aquel que me ve como el Cordero de Dios como lo hizo Juan, ha recibido gran sabiduría. Como cordero Yo represento la mansedumbre, simplicidad, humildad, obediencia y otras cualidades especiales que cualquier persona de Dios debe adquirir. Siendo el Cordero de Dios, Yo soy el cordero de sacrificio, destinado para el ofrecimiento único a Dios para el perdón de los pecados.

Entre los seguidores de Juan el Bautista, habían grandes santos, algunos de ellos se volvieron mis discípulos y apóstoles. Todos ellos tenían algo en común, se habían arrepentido de sus pecados, estaban esperando con ansiedad la llegada del Mesías y se regocijaron cuando me encontraron, tanto, que decidieron seguirme.

Y para cualquiera que se arrepiente de sus pecados y venga ansiosamente a encontrarse conmigo, Yo le revelo mi presencia y le llevo a mi casa. Mi casa es un lugar espiritual dentro de cada ser humano, donde Yo escucho el alma y le hablo.

Mi diálogo íntimo es el tesoro mas grande que cualquier hombre pueda tener. Yo estoy listo para escucharte mi querida alma. Yo soy el cordero que fue matado por tus pecados. Es por mi sangre que tu alma será purificada de tus pecados y tu tendrás la vida eterna. Es por mi palabra que tu aprenderás como seguirme y hacer la voluntad de Dios.

El arrepentimiento prepara el camino para mi venida en tu vida, por eso permanece libre de pecado y disfruta el camino espiritual que te ofrezco. Permanece en mi palabra y me conocerás mas y mas. Medita constantemente sobre el gran regalo que tienes de interesarte en mi, porque mientras mas te acerques a mi, mas cerca estoy Yo de ti, bendiciéndote con mi gracia diariamente, hasta que finalmente vendrás a mi casa celestial.

Recibido by: José de Jesús y María

                             Santos evangelios explicados por Jesus - explicacion     If today you hear his word, harden not your heart.

Los santos evangelios explicados por Jesús
Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Los Santos evangelios explicados por Jesus