Meditaciones Eucarísticas - Santos Evangelios explicados por Jesús

Jesús dijo entonces a los Doce: ¿También vosotros queréis marcharos?   
Año B

 - 21° Domingo en tiempo ordinario - Juan 6:60-69

Evangelios explicados - mensajes, explicacion Jesus - Jesús dijo entonces a los Doce: ¿También vosotros queréis marcharos?60 Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?
61 Pero sabiendo Jesús en su interior que sus discípulos murmuraban por esto, les dijo: ¿Esto os escandaliza?
62 ¿Y cuando veáis al Hijo del hombre subir adonde estaba antes?...
63 El espíritu es el que da vida; la carne no sirve para nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y son vida.
64 Pero hay entre vosotros algunos que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar.
65 Y decía: Por esto os he dicho que nadie puede venir a mí si no se lo concede el Padre.
66 Desde entonces muchos de sus discípulos se volvieron atrás y ya no andaban con él.
67 Jesús dijo entonces a los Doce: ¿También vosotros queréis marcharos?
68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿donde quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna,
69 y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.

Jesús dijo entonces a los Doce: ¿También vosotros queréis marcharos?

Evangelios explicados por Jesús - 21° Domingo en tiempo ordinario
Muchos de mis discípulos rechazaron mis enseñanzas porque no se detuvieron a pensar de donde venían estas palabras, muchos aún dudan porque no entienden que Yo hablo no solo como un ser humano sino como la Palabra de Dios. Todas mis enseñanzas presentan un desafío a los que me escuchan y todo el que me escucha debe cambiar para poder ser mi discípulo.

Mis palabras son espíritu y son vida, espíritu porque vienen de Dios y vida porque llevan la promesa de salvación a todo aquel que las recibe con un corazón humilde.

El cuerpo humano y todos los quehaceres humanos tienen una misión temporal que es parte del plan de Dios para el alma, el alma es espiritual y contiene el aliento de Dios, necesita ser guiada por mi Palabra que es Espíritu, y necesita recibir vida que tan solo puede obtener de mí, que soy la Vida.

El hombre del mundo se satisface con las cosas del mundo, en cambio aquel que escucha mi palabra se vuelve espiritual y desea conocerme más y más, así se llena de hambre y sed del espíritu y tan solo logra saciarse cuando me encuentra.

Mis palabras calman la sed del alma, sin embargo el alma debe alimentarse de mí con la comida espiritual en la mesa eucarística de la Iglesia. Este lenguaje permanece difícil de aceptar para todos los intelectuales, por esto solo aquellos que tienen un corazón humilde son llamados por mi Padre y llenos de fe vienen a mí para recibir vida eterna.

Pedro reconoció el valor de mi Palabra, al igual que mis fieles seguidores. Mis palabras son palabras de vida eterna, no son solamente palabras sino la Voz de Dios que habla en espíritu al alma. Muchos aún discuten el valor de mi palabra y la interpretan erróneamente llegando a conclusiones equivocadas. Yo hablé muy claramente y continúo hablando a través de mi Iglesia.

Aquel que me quiere conocer, debe venir a la fuente de la vida que Yo he dejado en la Iglesia, donde se da cumplimiento a mi palabra y se ofrece diariamente el sacrificio perpetuo que quita el pecado del mundo, donde se consagra el pan y vino como mi cuerpo y sangre para la vida del alma.

Recibido by: José de Jesús y María

                             Santos evangelios explicados por Jesus - explicacion     If today you hear his word, harden not your heart.

Los santos evangelios explicados por Jesús
Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Los Santos evangelios explicados por Jesus