Meditaciones Eucarísticas - Santos Evangelios explicados por Jesús

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre.   
Año B

 - 24o Domingo en tiempo ordinario (Triunfo de la cruz) - Juan 3:13-17

Evangelios explicados - mensajes, explicacion Jesus - Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre.13 Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre.
14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre,
15 para que todo el que crea tenga por él vida eterna.
16 Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.
17 Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre.

Evangelios explicados por Jesús - 24o Domingo en tiempo ordinario  (Triunfo de la cruz)
Nadie tiene poder para levantar su alma y subir al cielo, solo Yo, el Hijo de Dios, que bajé del cielo y luego ascendí después de mi resurrección.

El ser humano carece de todo poder supernatural. Es por la voluntad de Dios que existe la creación física y la creación espiritual. Mas arriba del cuerpo humano está la mente, aun más altas están el alma y el espíritu.

El alma registra el bien y el mal, es como el espejo que refleja lo bueno y lo malo, el cuerpo inmaterial cuyo centro es el espíritu. El espíritu es puro y divino en esencia, pues es la imagen y semejanza de Dios por la cual han sido creados todos sus hijos.

Moisés levantó la serpiente de bronce sobre un estandarte para que todo aquel que la mirara, fuera sanado de la picadura mortal de las serpientes que Dios mandó como castigo por el pecado y la rebelión. Yo fui crucificado, para recibir el castigo por los pecados de toda la humanidad, así toda la maldad del mundo fue sanada a través de mi muerte en la cruz; por esta razón todo aquel que levanta su mirada sobre mi cuerpo crucificado implorando misericordia por su pecado, es sanado del veneno maligno que lleva en su alma.

Todo el que cree en mí obtiene perdón y liberación del pecado. Después de la muerte en la carne, recibe mi resurrección y Yo le levantaré a la gloria de mi Reino Celestial; algo que solo Yo puedo hacer.

El amor de Dios es infinitamente grande, es superabundante en caridad y lleno de misericordia. Mi Padre amó tanto al mundo que me envió, para que en mi naturaleza humana yo pudiera recibir el castigo por el pecado.

Ante Dios, la ofensa cometida por el pecado es infinita, no existía en la tierra una ofrenda de valor infinito para saldar esta cuenta. Mi Padre en su amor y misericordia decidió perdonar el pecado a través de mi ofrenda en la cruz. Como hombre sufrí la humillación, el desprecio y el castigo por el pecado humano que me llevó a la muerte. Como Dios vencí el pecado, vencí a Satanás y vencí la muerte, obtuve completa victoria para la raza humana y abrí el camino para todos los que me quieran seguir.

Con mi resurrección di testimonio de mi poder como Dios, con mi ascensión abrí las puertas del cielo para todos aquellos que siendo fieles a mis palabras acepten el llamado y vengan a mí.

No he venido a juzgar y a condenar, he venido a dar esperanza y a salvar, todo el que desee parte en mi reino debe conocer el camino de la cruz y debe comer de mi cuerpo y beber de mi sangre para obtener la vida eterna.

Recibido by: José de Jesús y María

                             Santos evangelios explicados por Jesus - explicacion     If today you hear his word, harden not your heart.

Los santos evangelios explicados por Jesús
Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Los Santos evangelios explicados por Jesus