Meditaciones Eucarísticas - Santos Evangelios explicados por Jesús

Cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación.   
Año C

 - Primer Domingo de Adviento - Lucas 21:25-28, 34-36

Evangelios explicados - mensajes, explicacion Jesus - Cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación.25 Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas,
26 muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas.
27 Y entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria.
28 Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación.
34 Guardaos de que no se hagan pesados vuestros corazones por el libertinaje, por la embriaguez y por las preocupaciones de la vida, y venga aquel Día de improviso sobre vosotros,
35 como un lazo; porque vendrá sobre todos los que habitan toda la faz de la tierra.
36 Estad en vela, pues, orando en todo tiempo para que tengáis fuerza y escapéis a todo lo que está para venir, y podáis estar en pie delante del Hijo del hombre.

Cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación.

Evangelios explicados por Jesús - Primer Domingo de Adviento
Aunque la Sabiduría humana es limitada para comprender los misterios divinos, no hay ningún ser humano que no pueda reconocer la grandeza de Dios. Todo hombre y mujer llevan en su corazón incógnitas con respecto al final de sus vidas y sobre el fin del mundo.

Algunos sienten miedo al respecto, reflexionan seriamente mostrando respeto y temor por el creador, mientras que otros se ríen y muestran indiferencia.

El ser humano es impotente ante los grandes desastres de la naturaleza, miles de vidas se pierden cada año por causa del furor de los elementos. El agua potable se hace cada día más escasa, la tierra aumenta su aridez, los extremos del calor y el frío se intensifican cada año. Los climas muestran constantemente su inclemencia, la tierra rehúsa producir como antes y todo el mundo sufre en espera de un futuro mejor. Todos estos son signos que señalan la desaprobación de la providencia ante el estado de la humanidad.

Mientras millones de seres humanos viven en la pobreza, muchos viven en opulencia. La injusticia ha llevado esta humanidad a su propio sufrimiento, la explotación ha llevado a la escasez de trabajo. Cuando las tecnologías son mal usadas muchas veces causan mas daño que bien. Los líderes mundiales no usan su influencia para procurar un futuro mejor para los pobres, todo esto es un insulto al Dios que ha creado todo con el deseo del bienestar para todos.

Aparte de la injusticia está el pecado y el crimen que aumentan cada día como si no existiese un Dios que todo lo ve y tiene preparado premio y castigo para todas las acciones humanas.

Yo he venido al mundo para señalar el camino de la liberación, he venido a preparar las almas con mi instrucción, he venido a advertirles de las consecuencias de la vida sin Dios.
Les he dicho que se preparen para mi segunda venida que no es como la primera en la cual Yo fui la victima.

Mi segunda venida será triunfante y majestuosa, será aplastadora para todos aquellos que hicieron el mal y despreciaron el bien, será totalmente llena de mi poder y gloria como Juez.
Por esto les advierto que se mantengan alerta, pues nadie sabe el momento o el día en que todo lo que existe desaparecerá y todos se encontrarán cara a cara con mi Justicia.

Tengan recurso a mi bondadosa misericordia mientras es posible, aprovechen su tiempo obrando el bien y preparándose para el gran cambio que ha de venir. Todo lo que está predicho ha de ocurrir.

Recibido by: José de Jesús y María

                             Santos evangelios explicados por Jesus - explicacion     If today you hear his word, harden not your heart.

Los santos evangelios explicados por Jesús
Apostolado del Trabajo de Dios
www.theworkofgod.org/spanish
Los Santos evangelios explicados por Jesus