El Trabajo de Dios

Todo está consumado, todo se ha cumplido.

Todo está consumado, todo se ha cumplido.

Autor: José de Jesús y María
Todo está consumado, todo se ha cumplido.

Sexta palabra en la cruz
Todo está consumado, todo se ha cumplido.
Jesús mío, con esta exclamación, que proviene de tu agonizante humanidad, Tú le dices al Padre cómo has agotado toda tu capacidad humana para sufrir en tu cuerpo, mente y alma por el bien de todas las almas humanas.

Tienes heridas que cubren todo tu cuerpo, algunas penetran profundamente en tus huesos, y tu piel ha sido removida para abrir el camino a las heridas atroces causadas por nuestros pecados. La mayor parte de tu Preciosa Sangre ha sido derramada como una fuente que se está secando. Eres Dios, aún poderoso y omnipotente, pero has entregado tu sagrada humanidad al Padre hasta el punto de que todo ya se ha consumado, has realizado todo para el destino eterno de la raza humana.

Has perfeccionado tu ofrenda sagrada en cada detalle; no queda ninguna parte fuera o dentro de tu cuerpo sagrado, que no haya estado sujeta al castigo más cruel.

Todo está consumado, todo se ha conseguido.
Sufrí infinitamente por el número infinito de almas, pagué por todos sus pecados y logré la redención de toda la humanidad. No hay nada más que hacer Padre, entonces estoy listo para regresar a Tu Gloria.

Ahora le hablo a cada alma:
He consumado toda mi humanidad, unida a mi divinidad, por ti, mi querida alma, ¿qué puedes darme a cambio? ¿Estás lista para cambiar tu vida por mí y para reparar los tormentos crueles que sufrí por ti? No te estoy pidiendo que escales montañas altas, o que hagas cosas imposibles, solo quiero tu corazón, para poder vivir en ti. Quiero que me aceptes en tu vida como tu Salvador y Señor personal, de esa manera puedo realizar en tu vida los deseos de mi corazón. Cuando estaba muriendo en la cruz, pasé por toda tu vida; Pagué personalmente por cada uno de tus pecados, del mismo modo que pagué por cada ser humano, pasado, presente y futuro. Entiende que tú eres muy querido para mí, me has costado tanto, solo imagínate que yo morí por ti solamente y comprenderás las profundidades de mi amor por ti. Mi sacrificio ha sido consumado para ti, todo se ha conseguido.

Una vez que sometas tu voluntad a mi voluntad, una vez que entregues tu humanidad a mi divinidad, una vez que mueras a ti mismo para que Yo pueda vivir en ti, solo entonces, exclamaré al Padre, todo se ha consumado para esta alma, ahora Yo puedo ser glorificado no solo en el cielo sino en la tierra.

Todo se ha consumado, mi querida alma, Yo he hecho mi parte y ahora tú tienes que hacer la tuya, comienza ahora, no te demores, mi salvación te está esperando.

Regresar a las últimas siete palabras de Jesús en la cruz

Todo está consumado, todo se ha cumplido.

Apostolado del Trabajo de Dios - tdo©#100


videos youtube