El Trabajo de Dios

Tengo sed.

Tengo sed.

Autor: José de Jesús y María
Tengo sed.

Quinta palabra de Jesús en la cruz
Tengo sed
Oh, mi Jesús, sufro al escuchar que tienes sed, y me siento tan inútil ante semejante vista tan dolorosa. Sin embargo; necesito entender lo que estás experimentando y, al mismo tiempo, lo que quieres que haga.
Tu cuerpo está sufriendo la agonía más amarga; has perdido tanta sangre que todo tu cuerpo está casi seco del líquido de la vida. El fuego de tu amor ha estado ardiendo en tu alma y está secando tu cuerpo también. Tú, que eres la fuente eterna del agua viva (Juan 4:14), que le ofreciste esta agua a la mujer samaritana para saciar su sed para siempre, sientes ahora la sequía de toda tu humanidad.

Tengo sed
La fuente de agua viva en mi humanidad se está secando por causa de mi pasión, la estoy derramando en la forma de todos mis sufrimientos porque tengo que irrigar este mundo con el agua de mi Gracia, y tengo sed mientras alcanzo con mi sacrificio esta tierra espiritual empobrecida y seca. Tengo sed del amor de todas las almas para saciar la sed de mi alma; No estoy tan preocupado por mi sed física, sino por la sed de mi alma. Como Yo soy la Fuente eterna o el Agua viva, deseo beber todas las almas y hacer que formen parte de mí. Cuando deje esta tierra, quiero llevarme todas las almas a la vida eterna.

Tengo sed de tu amor, ¿satisfarías mi sed amándome y aceptando el sacrificio de mi amor por ti?
Tengo sed de tu voluntad, ¿abandonarías tus malos caminos y volverías a mí para que puedas saciar mi sed?
Tengo sed de tu felicidad eterna en mí, Yo puedo ver cómo tu sufres en la vida y me gustaría bendecirte si satisfaces mi sed.
Tengo sed, por favor no me des el vinagre de tu indiferencia y resistencia a mi Voluntad.
Tengo sed, si pudieras darme al menos una gota de tus lágrimas de arrepentimiento, estaría tan satisfecho.
Sufro tanto porque te veo sediento del veneno del malvado, que ha engañado a tantas almas con las negras aguas de su pozo de la muerte.

Yo tengo sed, pero todavía soy la fuente del Agua Viva, ven y bebe de este pozo, sé como una pequeña gota de agua y ven para que te pierdas en el océano infinito de mi Gracia.

Regresar a las últimas siete palabras de Jesús en la cruz

Tengo sed.

Apostolado del Trabajo de Dios - tdo©#99


videos youtube