El Trabajo de Dios

Oración por los Sacerdotes

Oración por los Sacerdotes

Autor: José de Jesús y María
Oración por los Sacerdotes

Señor Jesús, reconozco que Tu eres el Sumo Sacerdote de la Orden de Melquisedec. Tú eres el templo, el altar, la víctima y el sacrificio ofrecido al Padre en expiación de mis pecados y los pecados del mundo entero.

En la Cruz, Tú derramaste tu Preciosa Sangre y moriste por nosotros, para satisfacer la Justicia Divina. Siendo Dios y hombre, Tu sacrificio es infinito y Divino, Tú estableciste el Sacerdocio Real para perpetuar tu sacrificio en la cruz a través de la Santa Misa, para que Tu Preciosa Sangre pueda fluir y dar vida a tu cuerpo místico, la Iglesia.

En la cruz, por tus Santas Llagas, somos sanados. Cuando eres levantado como pan y vino, en la consagración de la Santa Misa por tu Sacerdote consagrado; Tu eres levantado como Emanuel, Dios con nosotros, y por tus Santas Llagas, somos sanados.

Como sacerdote real, eres la Palabra Eterna de Dios que se hizo carne. Viniste a darnos los Santos Evangelios y a establecer tu Palabra en nuestros corazones a través de nuestra conciencia y la ley natural.

Como Sacerdote Real, tú también eres la Resurrección y la Vida, y usaste tu Poder para sanar a los enfermos y resucitar a los muertos.

Honro el Sacerdocio y rezo por todos sus Sacerdotes consagrados, hombres buenos que han ofrecido sus vidas a tu servicio, verdaderos pastores que nos alimentan con tu Cuerpo y Sangre.

Rezo por todos aquellos que son fieles a su servicio, y también por aquellos que están fallando, rezo por los enfermos, por los necesitados y por los que están en Purgatorio. También rezo por las vocaciones a la vida sacerdotal.

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Preciosísima Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu amado Hijo, Nuestro Señor Jesucristo y las penas del Inmaculado Corazón de María Corredentora del mundo. Te ofrezco las Santas Llagas de Jesús y las del Inmaculado Corazón de María. Te ofrezco la Preciosa Sangre y el Agua del Sagrado Corazón de Jesús. Te ofrezco las Santas Llagas, dolores, lágrimas y angustias de Jesús y María. Y, te ofrezco los méritos de todas las Santas Devociones, los Santos Rosarios y las Santas Misas que se están ofreciendo, que se han ofrecido y que se ofrecerán en tiempo y en eternidad, por el Sacerdocio.

Señor Jesús, te pido que siempre nos alimentes con Tu Precioso Cuerpo y Sangre hasta el fin de los tiempos, oro para que siempre nos des Tu Palabra en los Evangelios y en nuestros corazones, y para que el veneno del maligno no nos afecte, rezo para que el poder de la Resurrección nos sea dado cuando hacemos nuestras oraciones por los enfermos, porque por Tus Santas Llagas, hemos sido sanados.

Oración por la Iglesia y las Vocaciones

Oración por las Vocaciones Sacerdotales y de la Vida Religiosa

Regresar a Sacerdote para siempre del Orden de Melquisedec

Oración por los Sacerdotes

Apostolado del Trabajo de Dios - tdo©#108


videos youtube